¿Que le pasa a tu cuerpo una hora después de tomar una Coca-Cola light?

Hace pocos días se publicó un informe que mostraba lo que sucede una hora después de beber una lata de Coca Cola tradicional o cualquier otra bebida similar con un alto contenido en azúcar. Después de conocerlo, se podría argumentar que la “opción más saludable” sería tomar una gaseosa baja en azúcar, como Coca Cola Zero, Coca Cola Light o cualquier otro refresco carbonatado similar, sin embargo, y según explica Niraj Naik, responsable de The Renegade Pharmacist, tampoco es una opción recomendable.

Al parecer, el consumo en exceso de bebidas carbonatadas con endulzantes artificiales, puede producir padecimientos como diabetes tipo 2, presión arterial elevada y enfermedades del corazón. Un reciente estudio del portal The Renegade Pharmacist, investigó los efectos que provoca una lata de Coca-Cola Light sobre el cuerpo humano una hora después de ser ingerido, y este es el resultado:

A los 10 minutos
El ácido fosfórico, responsable de esconder el sabor dulce de la bebida, ataca el esmalte dental. No importa lo mínima que sea la exposición. Mientras que el aspartamo, un edulcorante no calórico, engaña al cerebro a través de los receptores del gusto haciéndole creer que se está ingiriendo azúcar.
El consumo frecuente de este tipo de endulzantes artificiales puede alterar la capacidad del organismo de procesar las calorías al probar algo dulce, según varias investigaciones.

A los 20 minutos
El refresco estimula la producción de insulina por el páncreas para controlar el nivel de azúcar y la transporta del torrente sanguíneo a los músculos, grasa y células hepáticas, para ser almacenada o utilizarse como energía, aunque no se trate de azúcar real.
Los edulcorantes artificiales de las bebidas dietéticas pueden afectar la flora intestinal, la cual forma parte del sistema inmunológico y digestivo. Se incrementa el riesgo de sufrir diabetes del tipo 2, presión arterial elevada, síndrome metabólico, enfermedades del corazón, prácticamente los mismos riesgos que se corren al beber una Coca Cola tradicional.
Según algunas investigaciones, quienes consumen gaseosas dietéticas tienen el doble de riesgo de sufrir síndrome metabólico que quienes no consumen este tipo de bebidas.

A los 40 minutos
La combinación de la cafeína con el aspartamo causa una gran adicción al consumidor. La dopamina y el glutamato activan el deseo de seguir tomando más gaseosa. Se liberan excitotoxinas que se unen a los receptores neuronales sobre estimulándolos y agotando al cerebro, sobre todo si se consumen este tipo de bebidas de forma regular.

A los 60 minutos
Debido a que la bebida no aporta ningún tipo de nutrientes ni tampoco hidrata al organismo, aparecen la sed y el hambre. Aunque la satisfacción es mínima con la Coca-Cola regular, con la versión dietética persiste el deseo de tomar algo dulce, lo que provoca volver a tomar otro refresco o comer algún alimento no recomendable en una dieta saludable
Los minerales esenciales se agotan, el cuerpo se deshidrata y la sed no se sacia, lo que puede conducir a sentir irritación, falta de concentración, confusión mental… se podría decir que son los síntomas de la deshidratación leve. Niraj Naik invita a reflexionar, y explica que existen alternativas naturales y más saludables a este tipo de refrescos, alternativas que no crean adicción y no encierran posibles riesgos para la salud. Recomienda optar por bebidas endulzadas con edulcorantes naturales como la stevia, beber agua mineral o mezclada con productos naturales como el limón, los batidos vegetales naturales, etc.
Por último, Niraj Naik explica que la moderación es la clave si se quiere mejorar la salud y evitar sufrir algunas de las enfermedades mencionadas.

DietCoke-CokeOpenFattiness-Logo

Comentarios

Entradas populares de este blog

La niña ventrílocua que deja sin habla a EE.UU.

Escándalo y abandono en vivo! En medio de un ataque de nervios, una figura ya renunció al Bailando El bajo puntaje del jurado sacó de quicio a una estrella y sorprendió a Marcelo diciendo que no volverá a bailar por la falta de respeto.

Declararon al chamamé patrimonio cultural del Mercosur